<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=531057027370508&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
leer

Cómo conectar y vender con una estrategia de branding para tu negocio

By Wally POS
branding-para-tu-negocio

Descubre por qué una estrategia de branding para tu negocio fideliza clientes e incrementa ventas

Los productos o servicios son más que un logotipo, un sitio web o una linda paleta de colores. Eso solo es lo externo porque el branding para tu negocio tiene que ver más con lo intangible, define tu esencia, te diferencia de la competencia y te hace memorable en la mente y el corazón del consumidor. 

Si tu marca fuese una persona, el branding sería el espíritu, el alma y el ADN. Es justo esto lo que la conecta emocionalmente con los consumidores y lo que diferencia a las marcas que logran sobresalir de las que nunca destacan.

¿Por qué es importante el branding para tu negocio?

En la actualidad, el branding es imprescindible porque vivimos en un mundo en el que predomina la sobrecarga de información y de oferta. Con solo tomar el celular y ver sus redes sociales, tu cliente potencial recibe cientos de impactos diarios.

Además, la oferta de productos/servicios es cada vez más similar en características, calidad y precio. Por ende, crear oportunidades de ventas es casi imposible si no logras diferenciarte de los demás y la única manera de lograrlo es con el branding. 

Si se te ha hecho difícil convencer a los consumidores de que prueben, compren y vuelvan a comprar, es probable que tu estrategia de branding no exista o esté fallando y por eso tu marca no tiene ninguna influencia.

Adquiere tu punto de venta Wally

5 razones por las que debes construir el branding para tu negocio

  1. Brinda a tu negocio una identidad más allá del producto o servicio, ya que ofrece a los consumidores valores y creencias con los que pueden sentir afinidad y conectar.
  2. Te ayuda a destacarte de la competencia porque potencia y evidencia esas cualidades que hacen única a tu marca.
  3. Eleva el costo de lo que vendes porque tu cliente conecta de tal manera con tu marca que le añada un valor emocional, el cual se sobrepone al precio. 
  4. Fideliza porque en lugar de tener clientes empiezas a tener embajadores de marca tan identificados con tu negocio que lo promocionan y lo posicionan como su primera y única opción.
  5. Da consistencia a tu marca y genera confianza porque tus clientes saben quién eres, qué esperar de ti y qué experiencia viven con tu marca.

Por qué el branding para tu negocio va más allá de la identidad visual

  • La identidad gráfica, léase logo, tipografía, colores, etc., es la parte más reconocible de una marca; pero el branding es mucho más amplio e incluso contiene esa representación visual. 
  • Una buena identidad visual debe partir de un branding bien definido. Por ejemplo, si contrataras a un estilista para que te haga un cambio de imagen tendrías que decirle primero quién eres en tu esencia.
  • De lo contrario, el estilista no podrá construirte un look que te represente porque no sabrá con qué corte de cabello te sientes más cómoda, qué estilo de maquillaje te va  o qué estilo de ropa va con tu personalidad.  
  • Por eso la identidad visual de tu marca tiene que tener un propósito porque por muy bonito que sea tu logo si no comunica quién eres, no va a lograr conectar y mucho menos vender. 

branding-para-tu-negocio_portada

7 características que infaltables en la estrategia de branding para tu negocio

Objetivo definido

Tu marca, como todas, hace una promesa, pero no puedes hacer una promesa sin tener un objetivo definido. Ten en cuenta que para distinguirte de otras marcas necesitas la promesa, pero más allá de eso necesitas el objetivo. 

Hubspot recomienda iniciar respondiendo la siguiente pregunta: ¿por qué mi marca hace lo que hace?, ese sería tu propósito específico y tu valor diferencial. 

Puedes definir el objetivo desde la perspectiva funcional, que mide el éxito en términos comerciales. Por ejemplo, el propósito de tu empresa es generar beneficios.

También puedes abordarlo desde una perspectiva intencional, que se enfoca en lograr algo más que rentabilidad. Por ejemplo, el objetivo de una marca de maquillaje puede ser subir la autoestima de sus clientas y eso es lo que la va a distinguir del resto. 

Comunicación consistente

Evita hablar de temas que no tienen nada que ver con tu marca ni le aportan ningún valor. Si posteas una foto o redactas un texto en tus redes sociales, asegúrate que no sea improvisado y que esté alineado con los objetivos de tu negocio.

Lo ideal es que crees un manual de marca o brank book en la que, como explica Hubspot, definas aspectos como el tono de voz, la paleta cromática o la manera en que posicionarás ciertos productos. 

Estas pautas de branding te permitirán brindar al cliente una visión unificada de la marca. Ten en cuenta que la consistencia contribuye al reconocimiento, al posicionamiento de tu negocio. Además, consolida la fidelización de los clientes.  

Emotividad

Los clientes no siempre son racionales. De hecho, si lo piensas, has comprado un producto solo porque la marca te encanta. El “Me encanta” de Mc Donalds no es casual.

Los mensajes racionales convencen, pero no atraen. Por ello, el branding busca esa conexión emocional mediante valores y creencias. Muchas personas pudiese comprar cualquier gaseosa, pero la más vendida en el mundo es Coca-Cola. ¿Por qué?

Simple, porque apela a las emociones, específicamente a la felicidad y a partir de ella involucra a los consumidores haciendo que se vean reflejados en su marca. Así que busca conectar con tu cliente a nivel emocional y olvida lo superficial. 

Flexibilidad

Es tener la capacidad de aceptar que si tu estrategia de branding no es eficaz, debes cambiarla sin miedo. El hecho de que te haya funcionado en un momento determinado no quiere decir que te vaya a funcionar para siempre. 

Equipo con sentido de pertenencia

Tu equipo de trabajo debe ser embajador de tu negocio, debe sentirse identificado con él, conocerlo y quererlo tanto como a su mejor amigo o a su pareja. Si eres capaz de lograrlo, tu negocio contará con un respaldo invaluable.

En este escenario ideal, los empleados brindarán a los clientes una experiencia compatible con el objetivo de tu marca. Es decir, si te proyectas como un negocio atento y comprometido, tu equipo tiene que atender al cliente de esa forma.

De lo contrario, no habrá consistencia entre lo que dices ser y lo que realmente eres. Por ende, un equipo comprometido también te ayudará a diferenciarte en la mente del consumidor.

Lealtad

Si tienes unos clientes fidelizados que recomiendan tu marca, valoran tu trabajo y se toman el tiempo para recomendarte; lo mínimo que debes hacer es recompensarlos.

Los negocios suelen cometer el error de olvidar a sus clientes recurrentes. Por eso debes dedicar tiempo y esfuerzo a cultivar la lealtad que los hará elegir tu marca una y otra vez.

Benchmarking

Practica de forma recurrente el benchmarking, que consiste en evaluar y analizar los procesos de la competencia para compararlos con los propios y optimizarlos en conjunto para implementarlos en tus futuras estrategias.

Si están en el mismo rubro y quieren captar el mismo tipo de cliente, por qué no observar lo que hace sin que esto implique copiarse. 

¿Cuáles de estas estrategias de branding ya aplicas? 

Adquiere tu punto de venta Wally

Tags: emprendimiento, emprendedores, pequeños negocios, facturación electrónica, ventas, sunat

¿Quieres saber más?

Suscríbete a nuestro newsletter

bienvenido-pos-factura-electronica